¡¡Bienvenido Otoño!!

Y al fin parece que el otoño se acerca a Sevilla…¡qué trabajito está costando! jejeje

Así que nosotros, ni cortos ni perezosos, decidimos ponernos manos a la obra para conocer esta estación tan particular en nuestra tierra, ya que tiene unas características un poco raritas. Aún así, si observamos y pensamos con detenimiento, nos damos cuenta de que las hojas de muchos árboles están pasando del verde al amarillo o naranja y de ahí al marrón…¡incluso las encontramos por el suelo! así que suponemos que el viento las debe caer.

Aunque a lo largo del día todavía termina haciendo calor, notamos que las mañanas ya son más frescas y algunos hasta traemos al cole alguna chaquetita finita que nos quite el fresco tan temprano. También amanece algo nublado, aunque después suele terminar saliendo el sol y hoy, ¡¡hasta lluvia hemos tenido!! El cielo estaba cargadito de nubes bastante oscuras. Hablamos de los charcos, del paraguas, buscamos animalitos por el patio y algunos empiezan a comentar que ven el el “mercadona” castañas jajajaja.

La seño, nos pone un bonito audiocuento sobre el otoño y nos expresamos libremente al son de El Otoño de Vivaldi.

Buscamos qué letritas de la palabra OTOÑO nos suenan, contamos cuántas letras la componen y comparamos con nuestros nombres ¿quién tiene la O en sunombre? ¿alguien tiene un nombre que empiece por la misma letra que otoño? ¿quién tiene un nombre más largo que otoño? ¿y más corto?….

Y también al son de la música de Vivaldi decidimos hacer un mural para dar la bienvenida a esta nueva estación utilizando diferentes técnicas y materiales. Primero organizamos el trabajo:

  • ¿Cómo es un pasisaje de otoño? Entre todos decidimos que tiene que haber árboles marrones con poquitas hojas, muchas de ellas deben estar ya en el suelo. El cielo debe tener nubes, aunque también aparezca un sol escondidito. La tierra se vuelve de colores otoñales (rojo, amarillo, marrón y naranja).
  • ¡A empezar! Elaboramos hojas del otoño mezclando pinturas con los colores que estamos trabajando en esta estación, rellenamos nubes (una grande y otra pequeña) con rotuladores y la técnica del garabateado; mezclamos ceras blandas de colores del otoño “a rayones” para dar un aspecto adecuado al suelo, coloreamos el sol y los árboles y terminamos dando volúmen a nuestro mural extendiendo ceras blandas.

¡Qué de cosas nos trae esta estación!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *