¡Un primer día de sobresaliente!

Y llegó el primer día de cole. Y los nervios estaban a flor de piel después de tanto tiempo sin vernos y con tantas cosas nuevas por delante que no sabíamos, la Seño incluida, cómo irían. Pero una vez más…¡han estado de sobresaliente!

No puedo explicaros lo que he sentido al volver a tener la clase llena de vida. Volvernos a ver todos juntos, reencontrarnos después de siete meses ha sido, simplemente, maravilloso.

A pesar de la distancia física, a pesar de tantas pautas, a pesar del recelo y la incertidumbre es fantástico comprobar cómo se siguen mirando con el mismo cariño y alegría.

¡Nos han dado hoy toda una lección de madurez y normalidad!

Comenzamos la mañana celebrando, como no podía ser de otra manera. Y es que hoy era el cumple de nuestro compañero Alonso y, aunque de manera diferente, ¡pues lo hemos celebrado!

¡¡Felicidades guapísimo!!

Después, comenzamos a contarnos un montonazo de cosas que teníamos guardadas para cuando nos volviéramos a ver…¡creo que ha sido la asamblea más larga de la historia! jejeje.

La Seño después nos fue explicando las primeras pautas de higiene y desplazamiento y, como siempre y a pesar del tiempo que hace que no venimos al cole, lo hemos entendido a la primera y rápidamente las hemos introducido en nuestra rutina. Hoy hemos trabajado:

  • Cómo utilizar el semáforo del baño para no coincidir dos en el servicio a la vez.
  • Qué hacer antes y después de entrar al baño.
  • Tiempos y secuencias de lavado de manos.
  • Hemos preparado nuestro material individual.
  • Hemos localizado nuestro sitio, nuestro equipo y nuestro casillero.
  • Aprendemos nuevas pautas en los rincones metodológicos.
  • Repasamos las pautas de la entrada al cole y a clase.
  • Recorremos la clase e interpretamos toda la cartelería: dónde usar la mascarilla, distancia de seguridad, cómo lavarnos bien las manos, cómo hacer la fila,..
  • La Seño nos propone varios saludos y formas de demostrarnos cariño (sin contacto, eso sí jejejej) y elegimos las que más nos gustan.
  • Nos llevamos los cojines del aula de lectura a casa

Y no nos ha dado tiempo a más. Cuando nos dimos cuenta después de tanto contarnos y compartir experiencias de todos estos meses…¡era la hora de irse! Lavado de manos, colocación de mascarillas, mochila y a la fila…¡que nos vamos!

Ni tiempo a guardaros lo de la excursión hemos tenido, mañana lo llevarán en la mochila.

No sé cómo explicaros lo maravillosos que ha sido el día de hoy. Ha sido fantástico ver cómo la clase volvía a ser ruidosa, cómo a pesar del tiempo me siguen mirando con la misma felicidad y cariño, cómo siguen sintiendo su cole como su casa. Hoy han demostrado que están, posiblemente, mucho más preparados para este curso que nosotros, los adultos.

A vosotros, mis familias, agradeceros la paciencia y colaboración. En unos cuantos días todos estaremos acostumbrados a las nuevas pautas y, espero, que a partir de ahí podamos disfrutar a lo grande de nuestro último curso.

¡¡GRACIAS!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *