¡¡Mi Nombre!!

Y es que mi pandilla sigue avanzando a pasos agigantados. Ahora que nuestra grafomotricidad poco a poco va mejorando, aunque aún nos falta bastante, comenzamos a trabajar con nuestro nombre propio. Desde el primer día de jornada completa estamos trabajando la identificación del nombre como actividad globalizada de lectoescritura. La idea es poner los cimientos de este aprendizaje de manera lúdica y significativa para ellos. ¿Y qué hay para ellos más importante que su propio nombre?

Así pues, al principio hacíamos juegos de identificación visual, jugábamos con los carteles de nuestro nombre a ver cuál es más largo y cuál es más corto, contamos las letras que tenemos en él, vamos si hay alguno parecido de otro compañero, pasamos lista, el encargado de cada día lo reproduce en la pizarra a su manera.

Pero la semana pasada dimos un pasito más y comenzamos a intentar escribirlo solitos. ¿y adivináis qué? ¡¡que lo conseguimos!! ¡¡Es alucinante!! La seño nos pone la referencia de nuestro nombre escrito de manera convencional y nosotros lo escribimos debajo a nuestra manera. Los resultado están siendo geniales, ¡os animo a seguir practicando en casa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *