¡¡Tercer desafío superado!!

Pero antes de irnos de puente también dejamos terminadas nuestras misiones de Cazamisterios. Ahora sí que sí, el Director de la Agencia nos ha felicitado porque hemos resuelto los tres desafíos en un tiempo record.

El último consistió en unas extrañas hojas que aparecieron en clase. No sabíamos muy bien de dónde habían salido ni por dónde habían entrado. Cuando recibimos el mensaje del director pidiéndonos ayuda porque en el cole del país de Casimira habían aparecido algunas similares, tuvimos claro que teníamos que ocuparnos de ello.

Con las linternas de luz mágica descubrimos que las hojas que aparecieron allí eran iguales que las que habían aparecido en clase. Así que cogimos las que entraron en nuestra clase y las observamos, olimos, tocamos…¡olían a tierra mojada! Y comenzamos en diferentes asambleas a unir nuestras ideas con las pistas que íbamos recogiendo.

Rápido nos dimos cuenta de que como estamos en Otoño y las hojas son de color marrón, seguro que habían entrado por una de las ventanas que siempre tenemos abiertas en clase cuando ha soplado el viento del otoño fuerte, fuerte. Así que no podíamos permitir que el director de los cazamisterios le echara la culpa de que todas esas hojas estuvieran por el suelo al Sr. Jardinero….¡él no había sido, pobre!

Pero para que el director de la agencia nos creyera, tocaba averiguar de qué árbol eran ese tipo de hojas y ver si cerca del colegio del país de Casimira, hay árboles así. Tras nuestras investigaciones descubrimos que así es y que se trataba del Plátano de Sombra. Nos tomó un tiempo averiguarlo y nos tocó hacer comparaciones y diferentes obervaciones entre diferentes tipos de hojas, pero al final, ¡¡lo conseguimos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *