¡¡Mi Nombre!!

Y es que mi pandilla sigue avanzando a pasos agigantados. Ahora que nuestra grafomotricidad poco a poco va mejorando, aunque aún nos falta bastante, comenzamos a trabajar con nuestro nombre propio. Desde el primer día de jornada completa estamos trabajando la identificación del nombre como actividad globalizada de lectoescritura. La idea es poner los cimientos de este aprendizaje de manera lúdica y significativa para ellos. ¿Y qué hay para ellos más importante que su propio nombre?

Así pues, al principio hacíamos juegos de identificación visual, jugábamos con los carteles de nuestro nombre a ver cuál es más largo y cuál es más corto, contamos las letras que tenemos en él, vamos si hay alguno parecido de otro compañero, pasamos lista, el encargado de cada día lo reproduce en la pizarra a su manera.

Pero la semana pasada dimos un pasito más y comenzamos a intentar escribirlo solitos. ¿y adivináis qué? ¡¡que lo conseguimos!! ¡¡Es alucinante!! La seño nos pone la referencia de nuestro nombre escrito de manera convencional y nosotros lo escribimos debajo a nuestra manera. Los resultado están siendo geniales, ¡os animo a seguir practicando en casa!

¡¡Este soy yo!!

Y seguimos trabajando en la conciencia del propio cuerpo y conocerlo, además de en su representación.

Para ello, estos días trabajamos con el cuento «Aquiles, el puntito». Es un divertido cuento en el que un puntito muy curioso empieza a sentir la necesidad de explorar el mundo y para poder hacerlo necesita ir haciéndose crecer las diferentes partes del cuerpo. Nos está viniendo fenomenal para el trabajo del esquema corporal y su representación. Aquí podéis disfrutarlo en familia:

Siguiendo con este trabajo, mi pandilla trajo a clase una foto de cuando eran bebés que pegamos en una bonita nube. Varios días después trabajamos con ellas de diferentes maneras:

  • Jugamos en asamblea a adivinar qué compañero o compañera es el de cada foto….¡nos reímos mogollón!
  • Describimos cómo éramos entonces y buscamos diferencias con cómo somos ahora: a muchos nos ha crecido mucho el pelo y ¡lo dientes! jajajaja
  • Pensamos dónde pudieron hacerme la foto según los elementos que aparecen en ella o qué época del año era mirando la ropa que llevamos puesta.
  • Hacemos una lista con tooooooodas las cosas que hemos ido aprendiendo a hacer ahora que hemos crecido y que de bebés no sabíamos como andar, ir solitos al baño, comer solos, hablar, correr, no tener chupete ni biberón, dormir solitos en la cuna…. Y como ya somos tan, pero tan mayores, ponemos en práctica todo lo que hemos ido aprendiendo y nos ayudamos unos a otros cuando lo necesitamos, sobre todo a la hora de prepararnos para irnos a casa ahora que con el frío traemos tanta ropa jejeje

¡¡Estos son nuestros derechos!!

Como ya sabréis, el pasado sábado 20 de Noviembre se celebró el Día Internacional de los derechos de la Infancia. Por tanto, la semana pasada estuvimos trabajando en torno a este importante día con mi pandilla en clase. Dialogamos mucho sobre por qué era importante celebrar su día, qué es eso de los derechos y para qué sirven y, sobre todo, cuáles son.

Como somos tan pequeñitos la seño nos explica que no todos los niños y niñas del mundo tienen la suerte que tenemos nosotros. Enlazando con la ya trabajada campaña del DOMUND del mes pasado, recordamos que hay niños y niñas que no pueden ir al cole, o que no pueden comprar juguetes, no tienen una casa donde vivir,…

Realizamos actividades de reflexión sobre cómo nos sentiríamos nosotros si nos faltara algunas de las cosas básicas como la familia, el cariño, el poder ir al médico, tener ropa y juguetes,… Y enlazamos este trabajo con las actividades planteadas por el Plan de Igualdad y Coeducación centrándonos en la importancia de tratarnos con respeto, de entender que todos somos diferentes pero niños y niñas al mismo tiempo, que es importante ayudarnos, entender lo que le gusta o no al compañero,… Y entendemos que este día lo que defiende es la necesidad de que los niños y niñas sean, por sobre todas las cosas, FELICES.

Para ello, visualizamos el cuento «los colores» con el que entendemos que todos los colores son importantes y bonitos y que no hay colores que me pueden gustar porque soy un niño y otros que no porque soy una niña, etc…

El viernes, como actividades de cierre, elaboramos un bonito arcoiris, ya que no hay un símbolo mejor para representar la importancia de tooooodos los colores y realizamos en el tiempo de psicomotricidad varias dinámicas en gran grupo de respeto, tolerancia y amistad donde prime la risa. Después, dibujamos unas enormes caritas contentas y nos comprometemos a poner nuestro granito de arena para que todos estemos siempre muy contentos.

Os dejo un resumen de las actividades:

¡¡Desafío 2 resuelto!!

Bueno, bueno, bueno…y es que ya la estamos cogiendo el truquillo a esto de investigar y se nos da….¡fenomenal!

Al día siguiente de resolver el primer desafío de Casimira y los Cazamisterios recibimos un nuevo mensaje del director de la agencia. En el mensaje nos decía que teníamos una nueva misión, que si queríamos aceptar el trabajo. Nosotros, ni cortos ni perezosos, le dijimos que por supuesto que sí.

Así que nos mandó unos números y unas letras, como una especie de jeroglífico. Buscando y buscando por la clase (y con un poquito de ayuda de la seño jejeje), descubrimos que eran pistas que nos llevaban al libro de Casimira y a una página completa.

Cuando abrimos el libro por esa página vemos que en la clase del desafío 1 ha habido nuevamente algo extraño. ¡La mesa de la seño está toda desordenada! Papeles y lápices tirados por el suelo, todo desordenado, a ventana abierta….¿qué ha ocurrido? Nos ponemos a buscar y a mirar pero, por más que miramos, no vemos nada extraño. Así que decidimos ver si con alguno de nuestros instrumentos de detectives descubrimos algo. Con la lupa no vemos nada nuevo en la hoja pero con la linterna de luz azul……¡¡huellas!! ¡¡Hay otras huellas escondidas!!

Así que estas dos semanas hemos estado dialogando e investigando. Las huellas no eran de personas en esta ocasión, teníamos claro que eran de animales y, eso sí, de algún pájaro. Comenzamos a ir anotando todas nuestras ideas previas sobre lo ocurrido, sobre el dueño de esas huellas, etc… y después vamos buscando información en el libro de los Cazamisterios, descartando posibilidades, hasta que hemos llegado a la solución. Os lo contamos:

  • Las huellas eran pequeñitas y con solo tres deditos
  • Eran de animales
  • Tras buscar las huellas de diferentes animales, concluimos que…
  • …como encontramos también plumas tenían que ser de un ave, pero de un ave pequeña por el tamaño de la huella.
  • Decidimos apuntar el nombre de algunas aves que conocemos y otras que encontramos en nuestras investigaciones.
  • Buscamos información e imágenes de todas y…¡sorpresa! El pájaro que entró en la clase tenía que ser un gorrión.

Llegamos a esta conclusión porque es el único pájaro que vive cerca de las personas, duerme en árboles de los parques, es pequeñito y tiene plumas del tamaño y color de las que encontramos.

¡¡Segundo desafío completado!!

Cuando enviamos nuestras teorías al director de los Cazamisterios este nos felicita porque sí, efectivamente, hemos resuelto fenomenal el misterio. Y es que resulta que al rededor del cole hay varios nidos de gorriones en los naranjos y aprovechan cuando salimos al segundo patio para entrar y comerse las migas de desayuno que pueda haber en el suelo de la clase, jejeje

Adivina Cuánto te Quiero

Bueno, pues finalizamos el trabajo de un nuevo cuento. En esta ocasión hemos estado trabajando con un precioso cuento: Adivina cuánto te quiero. Se trata de un emotivo album ilustrado cuyos protagonistas son una liebre y su bebé a través del cual trabajamos el sentido del amor y el cariño, desarrollamos la capacidad de expresar lo que sentimos y intentamos entender que el cariño, el amor, la amistad…no se pueden medir.

Finalizamos el trabajo del cuento con una actividad final que utilizamos como parte de relajación de una sesión de psicomotricidad y cerramos coloreando a uno de los personajes al solito en nuestro tiempo de exterior y celebrando el cumpleaños de nuestra compañera Manuela y, cómo no, diciéndole ¡¡que la queremos mogollón!!

Os dejo el cuento y la canción con la que hemos estado trabajando para que la disfrutéis juntos en casa porque les encanta.

¡¡Tengo una cara!!

Bueno, otro de los aprendizajes más fundamentales de esta etapa es el conocimiento del propio cuerpo. Aquí entran en juego diferentes aspectos: partes del cuerpo, control del mismo, conocimiento de mi cuerpo y sus posibilidades, emociones,…

Todo lo referente al desarrollo, control y conocimiento de mi propio cuerpo se trabaja a través de diferentes sesiones de psicomtricidad (lo que se conocía como gimnasia) en la que se realizan actividades para el fomento y desarrollo del equilibrio, la coordinación, desplazamientos, saltos, trabajo de conceptos, circuitos,…

Pero hay otra parte que es la conocida como el conocimiento del esquema corporal. Que es el ir siendo capaz de reconocer en mi propio cuerpo y reproducir las diferentes partes de mi cuerpo. Este trabajo comienza en tres años con la cara y sus partes.

Primero interiorizamos las diferentes partes en nuestra propia cara y la de los compañeros. Para ello hacemos actividades y juegos en gran grupo con las que nos reímos una barbaridad: jugamos a poner caras, a adivinar algunas partes, a inventar otras caras, aprendemos varias canciones, trabajamos las emociones de este primer trimestre (alegría y tristeza) poniendo caras,… jugamos a adivinar cómo se siente el compañero analizando su cara,…

Y ahora nos ha llegado el momento de comenzar a intentar reproducir una cara con tooooodas sus partes…¡y se nos da fenomenal! Aunque parezca algo tonto para ellos es todo un logro pues significa que ya son capaces de dibujar un círculo, de hacerlo alrededor de otras cosas, de representar todas sus partes teniendo en cuenta la cantidad y los tamaños,….de hacer pelo con trazos verticales,… ¡¡geniales!!

Aquí os dejo una de las canciones con las que hemos estado trabajando.

Grafomotricidad

Bueno, pues como vamos siendo unos capeones y campeonas nuestra grafomotricidad, poquito a poquito, también va avanzando. Cuando hablamos de grafomotricidad nos referimos al movimiento y control de la mano a la hora de escribir. En nuestra etapa, corresponde a la preescritura y hace referencia a esas figuras de «rayitas» con una flecha inicial y un punto final en la que los peques van repasando. Se trata de que cada vez su trazo sea más fuerte, más seguro, se salgan menos del «camino» y vayan cogiendo el lápiz de manera correcta (esto último es fundamental).

Comenzamos trabajando en Septiembre con el garabateado y el unir la flecha inicial y el punto final sin camino de rayitas, de manera libre. Después pasamos al trazo horizontal (siempre de izquierda a derecha, recordar) y el vertical (de arriba a abajo).

Y ahora comenzamos a «intentar» otros trazos más complejos como el inclinado, en zigzag y el de almenas. Comenzamos a practicar en la pizarra interactiva con ellos y la seño nos va diciendo para qué podemos utilizarlos y así vamos abriendo horizontes a la hora de dibujar: hacer montañas, paisajes, castillos, lluvia,…

Os dejo algunas fichas de ejemplo por si queréis reforzar en casa:

Y os dejo también unas fotitos de nuestros primeros intentos con esta nueva grafomotricidad y de discriminación entre rojo y azul a la vez.

¡¡Primer desafío superado!!

¡¡Lo conseguimos!!

Después de mucho investigar, de buscar pistas y pistas, de asambleas muy largas donde poníamos en común nuestras ideas según lo que íbamos descubriendo,… después de ser unos verdaderos Cazamisterios…¡resolvemos el primer desafío y encontramos a la persona responsable de las primeras huellas misteriosas!!

Lo primero que hacemos es enumerar toooooodas las conclusiones que ya teníamos claras (pistas). Así concretamos que la persona que había entrado en clase:

  • Usa botines, lo dedujimos por el tipo de huella que econtramos.
  • No usa bastón, ya que los bastones dejan unas huellas redonditas que no hemos visto en ningún momento durante nuestras búsquedas de pistas…ni siquiera con las linternas o lupas mágicas.
  • Trabaja en el cole. Esto lo teníamos claro porque tiene llaves del cole, ya que algunas se le cayeron en el suelo y las encontramos con las linternas de luz azul.
  • Usa el martillo de vez en cuando….¿quién ha estado en clase con un martillo? pensamos en los días que llevamos en clase.

Pensando y pensando comenzamos a descartar:

  • La Seño Marga no ha podido ser porque tiene llaves, usa botines y trabaja en el cole…pero no tiene martillo.
  • Con las otras seño nos ocurre igual.
  • La Hermana Roxana tiene llaves y trabaja en el cole, pero no usa botines.

……..¡¡SUSI!!…….

Tras ir descartando llegamos a la conclusión de que tiene que haber sido Susi. Así que comenzamos a enumerar cuántas de las pistas coinciden con ella:

  • Susi trabaja en el cole y muuuuuchos días trae botines.
  • Tiene llaves del cole y no usa bastón.
  • Recordamos que un día la encontramos en clase con un martillo arreglando una cosita en uno de los corchos.

Así que decidimos llamarla y enfrentarla. Y cuando llega comenzamos a comprobar nuestras pistas:

¡¡Desafío resuelto!!

Susi nos confiesa que fue ella. Entró en clase ha apretar un tornillo del corcho y de la mesa donde encontramos todo. Y nos va explicando, pasito a pasito, cómo lo hizo. Así nos damos cuentas de que nuestras conclusiones finales eran ciertas y, cómo no, el Director de la Agencia de Cazamisterios nos da nuestra primera estrella por premio.

¡Ahora vamos a por el siguiente!

¡¡Felicidades!!

Bueno, pues los que aún no teníamos los tres añitos ya los vamos cumpliendo, y es que somos unos campeones.

En este mes hemos celebrado el cumpleaños de nuestros compañeros Ariadna, Alejandro y Alma Jurado. Ellos cumplieron en Septiembre pero como estábamos de adaptación no pudimos celebrarlo. Así que lo hemos hecho después.

Y el día de hoy hemos celebrado el de nuestro compañero Antonio.

¡¡Muchas feliciades a todos, campeones!!

Dinámica de Octubre: mes de la ayuda

Bueno, pues la clase de 3 años ya ha realizado su primera dinámica de pastoral. Durante este mes de Octubre, mes misionero, y a través de la campaña del DOMUND trabajamos con mi pandilla valores como la solidaridad y el compartir. Dialogamos sobre la importancia de ambos valores en clase, en el parque y en casa. Hablamos sobre cómo nos sentimos cuando queremos o necesitamos algo y alguien nos lo da, y cómo nos sentimos cuando no. Jugamos y dramatizamos diferente situaciones en las que necesito ayuda o alguien me pide ayuda: ¿cómo reacciono? ¿qué actitud debo tomar? ¿Cómo me siento cuando no me ayudan?

A lo largo de todo este mes hemos ido trabajando y profundizando en esta línea y cerramos el mes dialogando sobre si tenemos la suerte de tener lo que necesitamos y queremos o si no, cómo pensamos que se sienten los niños y niñas que, por ejemplo, no pueden ir al cole; o no pueden comprar chuches o juguetes. Y nos damos cuenta de que nosotros somos unos afortunados. Coloreamos un preciosos dibujo en el que los niños y niñas abrazamos el planeta intentando hacer llegar así nuestra ayuda a todo el que lo necesite, elaboramos el sobre del DOMUND en familia y cerramos aprovechando el tiempo de otoño.

Hacemos unas preciosas hojas del otoño a las que cargamos de mensajes bonitos que queremos que lleguen a todo el mundo. Después las colgamos en un precioso árbol y le pedimos al viento del otoño que sople fuerte y las lleve volando por todo el planeta para que nuestros mensajes lleguen a todos los que lo necesiten.